Transformar el pensamiento es la solución al problema (o los problemas)

Cuando nos encontramos delante de un problema, o una situación compleja o dificultosa, nuestro cerebro no para de darle vueltas y vueltas con el fin de buscarle una solución. Eso se debe a que nuestro cerebro está diseñado para enfocarse en el problema y de esta manera pone el sistema neuronal a trabajar en ello. Es una respuesta biológica que tenemos ante una situación que nos afecta. Ahora bien, el tema está en que muchas veces no hay una solución perfecta e inmediata ante ciertos problemas. A menudo la solución (o soluciones, ya que siempre hay más de una) no se encuentra a corto plazo o…, la solución más óptima pasa por realizar cambios que no son cómodos a nuestros intereses o no nos vemos con la capacidad suficiente para afrontarlos.

Debemos tener en cuenta que la misión que tiene nuestro cerebro (en especial nuestro subconsciente con sus sistema de valores nutrido desde la infancia), es la mantenernos a salvo, alejados de todo peligro y situaciones que pongan en riesgo su seguridad, lo hace por pura supervivencia. ¿Pero qué ocurre con la mente? Pues la mente interpreta el problema (o los problemas) como peligros contra lo que debe actuar y el termómetro de las emociones se dispara. Una de estas emociones es el miedo. Hay que recordar que el miedo se mueve desde tres factores muy reconocidos por el cuerpo: paraliza, intenta huir o ataca (mayormente de una forma irracional por defensa).

No es el problema lo que nos hacen sufrir sino cómo nos relacionamos e interactuamos con él.
No es el problema lo que nos hacen sufrir sino cómo nos relacionamos e interactuamos con él.

Cuando ocurre que entra el miedo en escena por un problema (o varios), cuerpo y mente se bloquean y se muestran incapaces de dar una respuesta satisfactoria. Nuestra mente entra como en un bucle que limita su capacidad creadora y sólo se centra en el problema sin ofrecer nuevas perspectivas. Por su parte el cuerpo reacciona de una manera muy primitiva y colapsa en una de las tres variantes del miedo.

Así es muy difícil y arduo poder llegar a una solución (o soluciones variables). La mente se agota muy rápido y gasta una energía innecesaria que acaba resintiendo en el cuerpo. Como el cuerpo físico es muy sensitivo y obediente sigue las instrucciones de la mente y de esta forma acabamos agotados y empezamos a sentir los síntomas del estrés, insomnio, pesadez estomacal, dolores de cabeza, mal humor y un larguísimo etcétera  de malestares.

Frente a esta situación, lo mejor es hacer un alto en el camino, detenerse unos minutos, respirar profundamente unas diez veces y preguntarse, ¿qué me ocurre?, ¿qué me está pasando? ¿cómo estoy y cómo me siento? En ese instante habremos dando un gran paso. Hemos dejado, por un memento en pensar en el problema para mirarnos a nosotros mismos.

Es muy importante ser honestos y admitir la situación compleja en la que nos vemos envueltos de una forma objetiva y crítica, sin culpabilidad y sin miedo. El siguiente paso es aceptar que ‘algo’ no está correctamente ubicado en nuestra vida, hay algo que debemos corregir y mejorar. Hay algo que debemos cambiar. Precisamente en este punto comienza el verdadero cambio, el punto de arranque del pensamiento transformacional. Es el momento en el que uno empieza a hacer algo distinto, diferente y a enfocar la energía hacia la solución en vez de tener el problema (o los problemas) como único punto de enfoque.

Imaginemos que tenemos un vaso de agua y colocamos un poco de arenilla y tierra en su interior. Si agitamos el vaso, la mezcla de la arenilla y la tierra enturbiara el agua y la veríamos sucia y oscurecida pero…, si dejamos el vaso en reposo, unos minutos, comprobaríamos que la tierra y la arenilla se asientan en el fondo y el agua dejaría de estar tan turbia y sucia. Así debemos dejar que esté nuestra mente para que el proceso de transformación se realice: serena y clama. Hay que recordar algo muy importante: no es el problema (o los problemas) los que nos hacen sufrir sino cómo nos relacionamos e interactuamos con él (o ellos).

En los Talleres de Magia Mental y Pensamiento Transformacional  se ofrecen, en sus clases, herramientas para elevar nuestros pensamientos y transformarlos en experiencias enriquecedoras.

En muchas ocasiones lo mejor es no hace nada. ¿Cómo? ¿No hacer nada? Sí, no hacer nada con ese problema. Pensar en el problema no nos aporta nada, transformar el pensamiento significa focalizar en las soluciones, no la situación penosa. La mente es muy sabia y cuando la dejamos serena y destinamos nuestras energías en la búsqueda de soluciones óptimas irrumpe la energía transformadora que da respuestas a los acontecimientos problemáticos.  En nuestro interior, en la capacidad que tiene nuestra mente para penetrar en todas las áreas (y el subconsciente lo sabe) surgen respuestas y soluciones. Puede que algunas no nos gusten, que nos obliguen a cambios, pero serán respuestas oportunas para superar el bache. De esta forma podemos empezar a equilibrar nuestro sistema de pensamientos y hacer que la mente trabaje a nuestro favor. Así que, a partir de ahora, la elección es fácil: ¿Hacia dónde debemos poner el foco de atención?

El pensamiento transformacional es energía y  la atención bien dirigida permite que la energía transformadora actúe con todo su potencial. Poner freno a los problemas está en nuestras manos.

Taller de Pensamiento Transformacional y Magia Mental

Mejora tu economía. Mejora tu bienestar. Mejora tus relaciones. Mejora tu vida. Mejora tu potencial interior.

Taller de 6 horas. Plazas limitadas. Reserva ya. Inscripciones abiertas.

Precio del Taller: 50 euros.

Horarios: miércoles y jueves de 18:00 a 21:00 horas. Viernes de 18:00 a 21:00 horas y sábado de 10:00 a 13:00 horas.

Teléfono: 657330324.

Dirección: C/Azcárraga nº 2. Puerta 1. Valencia 46008.

Twitter:  @magiamentalval                                       Facebook: Magia Mental Valencia

Email: magiamental@outlook.es

Hada.

Anuncios

Cuando el pensamiento mágico escapa a las etiquetas y definiciones

Quizás sea necesario aclarar, de forma sencilla, qué significan estos dos vocablos que levantan tanta controversia entre las personas más escépticas y pragmáticas. Por un lado tenemos la palabra ‘pensamiento’ que, etimológicamente, proviene del latín (del verbo pensare) y que significa pensar. Entre sus sinónimos encontramos términos como reflexionar, cavilar, meditar o idear. Hay muchas técnicas meditativas que se trabajan desde el pensamiento, lo que nos indica que no siempre es necesario dejar la mente en blanco para ejercer la meditación.

En segundo lugar tenemos la palabra ‘mágico’ cuyas raíces se hunden en la historia. Magia procede del antiguo persa maguš que contiene la raíz mag, que significa sacerdote (hombre de culto, conocedor de lo inexplicable, de lo desconocido…), en referencia a la casta sacerdotal de aquel imperio. A su vez, el término bebe su origen del sánscrito ‘maga’ (‘ilusión’, de la raíz may, que a su vez es  ‘mover’, ‘obrar’, ‘crear’…) que sigue vigente en nuestros días. Maya en sánscrito es ‘ilusión’. Lo mágico es una creación o también puede ser una ilusión. Para muchos metafísicos (y algunos científicos cuánticos) la realidad no es más que una ilusión dentro de un mundo ya creado. Su derivación ‘mágico’ también bebe del griego, del término ‘mageikos’, que significa ‘relativo a lo natural’.  La palabra mágico tiene dos componentes, por un lado ‘mag’ que dio origen a la palabra mago y el sufijo ‘ico’, que es equivalente a decir ‘relativo a’. Por lo tanto ‘lo mágico’ es lo relativo al mago que, a su vez, es lo relativo a lo natural.

...el pensamiento mágico es un maravilloso regalo que nos dio la vida, la creación, el universo.
…el pensamiento mágico es un maravilloso regalo que nos dio la vida, la creación, el universo.

La magia, desde sus orígenes, se mostró como el arte (y ciencia dentro de su metodología) de manifestar actos, efectos y acciones sorprendentes  ajenos a las leyes naturales conocidas. La magia, desde sus expresiones más antiguas, estuvo, y aún lo está, ligada a un modo mental inseparable de ella: el pensamiento mágico.

¿Y qué es el pensamiento mágico? Para la ortodoxia científica, es la capacidad de percibir y alterar la realidad física no sujeta a las leyes naturales conocidas (¿le suena del párrafo anterior?). Para la psicología y la neurología, el pensamiento mágico ‘es una atribución ilógica de la causalidad’ carente de pruebas empíricas.

Sin embargo, los que entendemos la vida como un proceso integrado en un TODO universal entre lo material y lo inmaterial, lo físico y lo no físico, lo invisible y lo no visible, el pensamiento mágico es un maravilloso regalo que nos dio la vida, la creación, el universo. El pensamiento mágico sigue presente en muchas culturas del mundo y puede verse en las danzas que invocan las lluvias, los niños y adultos que esperan los regalos de los Reyes Magos o Santa Claus, en las promesas de muchos caminantes que realizan el Camino de Santiago, en el arroz que se arroja en las bodas …

Hoy sabemos, por las investigaciones y estudios de importantes forenses de la historia y arqueólogos, que nuestros antepasados prehistóricos realizaban ritos y cultos para lograr buenas cazas y mantener la pervivencia del clan.

Sabemos también que, cuando un miembro del grupo moría era enterrado con símbolos y amuletos para que acompañaran al difunto en su ‘viaje’ al otro lado de la vida.  Sabemos que en muchas de las cuevas en la que habitaron nuestros ancestros había un espacio para la adoración y el culto (algunas pinturas rupestres así lo demuestran). Un espacio reservado para entrar en contacto con una ‘fuerza’ o ‘entidad’ superior que les permitiera sobrevivir, disponer de alimentos y los alejara de la muerte y los peligros.

Nuestros antepasados, con los recursos que disponían, utilizaron la gran puerta que daba paso a su magia mental: el poder mágico de su pensamiento. Dentro de la mente de aquellas personas ya operaba una conexión de creencias y ritos que conducían a ideas, sueños (que no eran más que pensamientos), que saltaban de la supuesta abstracción a la materialización. Creían que podían y podían.

Cada semana en el Taller de Pensamiento Transformacional y Magia Mental ofrecemos herramientas,  ejercicios y prácticas que ahondan en el proceso de coaching espiritual y elevar nuestros pensamientos.

Aquellas ceremonias, de claro componente espiritual y místico, eran el principio de un nexo entre lo invisible y lo material que el grupo entendía y sentía como necesario para acceder al bienestar y la supervivencia. Sabían que desde sus pensamientos los hechos podían ser ‘reales’ y se invocaban a ello para que así ocurriera. De esta forma el género humano pasó milenios y siglos hasta llegar a nuestros días.

Piense por un momento: ¿si esto fue posible hace miles y miles de años, qué le impide ahora poner en práctica su magia mental?, ¿qué le hace negar su pensamiento mágico?, ¿qué le hace pensar que no disponga de esa fuerza creadora e impulsora que está en su mente desde tiempos milenarios? En realidad, nada. Sólo usted ha negado esa posibilidad a partir de poner límites y restricciones a sus pensamientos.

Todo, incluidos nosotros, formamos parte de una fuerza invisible que crea y transforma y esa fuerza energética está y forma parte de nuestro pensamiento mágico. Desde el apartado de la neuroteología, muchos científicos indican que sentimientos cómo el amor, la empatía o la gratitud generan pensamientos de notable fuerza constructiva y gran potencial en la estima. Es necesario y conveniente dar luz a esos sentimientos para generar pensamiento mágico.

Como bien decía el físico William Tiller: “Cada vez estoy más convencido que los átomos responde al sentimiento del amor. La ciencia ya no cuenta para esta medición”.

Taller de Pensamiento Transformacional y Magia Mental 

Mejora tu economía. Mejora tu bienestar. Mejora tus relaciones. Mejora tu vida. Mejora tu potencial interior.

Taller de 6 horas. Plazas limitadas. Reserva ya. Inscripciones abiertas.

Precio del Taller: 50 euros.

Horarios: miércoles y jueves de 18:00 a 21:00 horas. Viernes de 18:00 a 21:00 horas y sábado de 10:00 a 13:00 horas.

Teléfono: 657330324.

Dirección: C/Azcárraga nº 2. Puerta 1. Valencia 46008.

Twitter:  @magiamentalval                                       Facebook: Magia Mental Valencia

Email: magiamental@outlook.es

Ofelia.

 

 

Las inteligencias múltiples y la inteligencia espiritual

En la década de los años ochenta el psicólogo Howard Gardner definió ocho inteligencias que poseen todos los humanos. Sin embargo, en su profundo estudio, no incluyó la inteligencia espiritual como una fuente del desarrollo mental y cognitivo del ser proponiendo, como alternativa a l sentimiento espiritual, algo que denominó como inteligencia naturalista. Podría decirse que la inteligencia naturalista, para Gardner,  enmascara lo que para los científicos del MIT (Instituto de Tecnología de Massachusets) dedicados a la neuroteología , catalogan como ‘sentimiento espiritual’ (un modelo de inteligencia que se activa cuando estamos en procesos de relajación, meditación, rezo…).

Dicha capacidad de la inteligencia activa, según los estudios realizados en el MIT, permite que el resto de inteligencias operen o funcionen con mucha  más facilidad y capacidad de respuesta.

Ampliar y fortalecer la inteligencia espiritual da como respuesta un elevado incremento del resto de inteligencias.
Ampliar y fortalecer la inteligencia espiritual da como respuesta un elevado incremento del resto de inteligencias.

La neuroteología es una rama del árbol de la ciencia que se dedica al estudio neurológico del sentimiento espiritual a través del incremento y descenso de la actividad en diversas regiones cerebrales y que, al parecer, influye de manera decisiva, en otras áreas de la inteligencia.

La inteligencia humana, algo que todavía sigue llenando de asombro a todos los investigadores de la psicobiología, la neurociencia y la bioantropología, ha suscitado siempre mucho interés en la comunidad científica. Su estudio se ha orientado tanto a ofrecer un concepto general que la defina, como a la forma de evaluarla y medirla.

En la actualidad ya se sabe que la inteligencia no es sólo un conjunto de conocimientos ni una habilidad académica particular, sino que se trata de una capacidad mental que permite comprender y responder adecuadamente a las situaciones que se viven.

Cada semana en el Taller de Pensamiento Transformacional y Magia Mental ofrecemos herramientas,  ejercicios y prácticas que ahondan en el proceso de coaching espiritual y elevar nuestros pensamientos.

Según Gardner son ocho las inteligencias que poseen todos los seres humanos: la lingüísitca/verbal; la lógica matemática, la espacial, la cinestética/corporal, interpersonal y la naturalista. Para el autor, la naturalista sería la inteligencia que corresponde a la observación, planteamiento y comprobación de hechos y efectos relacionados con el mundo y los fenómenos naturales. Para profesor neurólogo del MIT James Austin, la conciencia espiritual tiene un total emparejamiento con los ‘hechos y efectos relacionados con el mundo y los fenómenos naturales’. Gracias a sus estudios, Austin ha podido comprobar que al ampliar y fortalecer la inteligencia espiritual da como respuesta un elevado incremento del resto de inteligencias. Al parecer es una fuerza tan nutritiva que impulsa y vigoriza la actividad intelectual.

Aunque los estudios continúan sin parar sobre el funcionamiento del cerebro y la mente, aún hoy en día siguen sin tener respuestas muchas preguntas respecto a los mecanismos de la inteligencia humana pero, y casi no hay dudas al respecto, la inteligencia espiritual representa un importante motor para que sus compañeras multipliquen y mejoren sus prestaciones.

Taller de Magia Mental y Pensamiento Transformacional

Mejora tu economía. Mejora tu bienestar. Mejora tus relaciones. Mejora tu vida. Mejora tu potencial interior.

Taller de 6 horas. Plazas limitadas. Reserva ya. Inscripciones abiertas.

Precio del Taller: 50 euros.

Horarios: miércoles y jueves de 18:00 a 21:00 horas. Viernes de 18:00 a 21:00 horas y sábado de 10:00 a 13:00 horas.

Teléfono: 657330324.

Dirección: C/Azcárraga nº 2. Puerta 1. Valencia 46008.

Twitter:  @magiamentalval                                       Facebook: Magia Mental Valencia

Email: magiamental@outlook.es

Las inteligencias múltiples y la inteligencia espiritual.
Las inteligencias múltiples y la inteligencia espiritual.